Seguridad ocular por el coronavirus

Los expertos sostienen que hay que cuidar los ojos — así como las manos y la boca — ya que esto puede ayudar a reducir el riesgo de la difusión del coronavirus. Es por eso que es tan importante proteger los ojos durante la pandemia de la enfermedad del coronavirus (COVID-19), y 5 formas de ayudarse y ayudar a otros a controlarla.

El coronavirus puede difundirse a través de los ojos

El coronavirus causa una enfermedad respiratoria de leve a severa. Los síntomas como la fiebre, la tos y la dificultad respiratoria pueden aparecer de 2 a 14 días después de que una persona haya estado expuesta. Las personas con infecciones severas pueden desarrollar neumonía y morir por complicaciones de esta enfermedad.

Limitar la exposición de los ojos puede ayudar. Ésta es la razón por la cual lo puede hacer:

  • Cuando una persona enferma tose o habla, las partículas de virus pueden difundirse de su boca o nariz a la cara de la otra persona. Hay más probabilidad de inhalar las partículas, esas pequeñas gotas por la boca o por la nariz pero también pueden entrar por los ojos.
  • También es posible infectarse al tocar algo que tenga el virus — como una mesa o la manija de una puerta — y luego tocar sus ojos.

El coronavirus pude causar ojo rojo — aunque esto es raro

Si ve a alguien con ojo rojo, no entre en pánico, no significa que esta persona esté infectada con coronavirus. Sin embargo, los funcionarios de la salud consideran que el ojo rojo viral o la conjuntivitis se desarrollan en cerca del 1% al 3% de las personas con coronavirus. El virus se puede difundir al tocar fluidos de los ojos de una persona infectada o de un objeto que lleve el virus.

 

Espere cambios en su rutina y en sus procedimientos de exámenes oculares:

  • Es posible que la clínica le pida esperar afuera o dentro de su auto en vez de esperar en la sala de espera corriente, con el propósito de protegerlo y proteger a los demás pacientes así como al personal de la oficina de los gérmenes que puedan circular en las áreas congestionadas.
  • La clínica probablemente esté restringiendo el número de personas que entra. Si no necesita alguien que esté allí con usted, por favor no traiga a nadie para que lo acompañe en su cita.
  • Su oftalmólogo puede utilizar una pantalla plástica especial en la lámpara de hendidura que utiliza para mirar sus ojos, para evitar el intercambio de respiración entre el médico y el paciente. También pueden utilizar una máscara con una pantalla sobre sus ojos.
  • Es posible que su médico le pida que no hable hasta después de haber terminado el examen. Entonces podrán hablar con usted y responder todas sus preguntas cuando puedan estar a una distancia segura.

 

Los oftalmólogos recomiendan las siguientes precauciones:

  • Si tiene tos o fiebre o ha estado en contacto cercano con alguien que tiene estos síntomas, debe llamar al consultorio de su médico con anticipación e informarlo. Si su cita no es de emergencia, pueden pedirle que se quede en casa.
  • Si llega al consultorio enfermo, es posible que su médico le pida que use una máscara o cubierta protectora y que espere en una habitación especial de modo que no exponga a otros pacientes.
  • Si necesita toser o estornudar durante su examen, retírese del microscopio y apriete su cara contra el doblez de su brazo o use un pañuelo desechable. Lave de inmediato sus manos con agua y jabón.

 

Cómo ayudarse y ayudar a los demás

“Es importante recordar que aunque hay mucha preocupación por el coronavirus, las precauciones de sentido común pueden reducir considerablemente sus riesgos de infectarse. Por lo tanto, lave con mucha frecuencia sus manos, siga al pie de la letras las buenas instrucciones de higiene para limpiar sus lentes de contacto y evite tocar o frotarse la nariz, la boca y especialmente los ojos”, sostiene la oftalmóloga, Dra. Sonal Tuli, vocera de la Academia Americana de Oftalmología.

 

1. Si usa lentes de contacto, cambie y use sus anteojos durante un tiempo.

Los usuarios de lentes de contacto tocan más sus ojos que la mayoría de las personas. “Considere usar los anteojos más frecuentemente, en especial si tiende a tocar sus ojos cuando tiene los lentes de contacto puestos. Cambiar los lentes de contacto por los anteojos puede reducir la irritación y lo obliga a hacer pausas antes de tocarse el ojo”, recomienda la Dra. Tuli. Si sigue usando sus lentes de contacto, siga estos consejos de higiene para limitar sus probabilidades de infección.

 

2. Usar anteojos puede agregar una capa de protección.

Los lentes con corrección o los anteojos de sol pueden proteger sus ojos de pequeñas gótulas respiratorias infectadas. Sin embargo, no ofrecen una seguridad del 100%. El virus puede seguir llegando a sus ojos desde los extremos y la parte superior e inferior del ojo, por los lados de sus anteojos. Si está cuidando a un paciente enfermo o una persona que esté potencialmente expuesta al virus, las gafas protectoras ofrecen una mayor defensa.

 

3. Obtenga una provisión de medicamentos de prescripción para los ojos, si fuere posible.

Los expertos recomienda a los pacientes que se provean de medicamentos críticos, de forma que tengan suficiente para un período de cuarentena o por si los suministros se escasean durante una epidemia. Aunque esto puede no ser posible para todo el mundo. Si su seguro lo permite, podrá obtener más de 1 mes de medicamentos oftálmicos necesarios como gotas para glaucoma, en caso de poderlo hacer, hágalo. Algunos aseguradores aprueban una provisión de hasta 3 meses de medicamentos en caso de desastre natural. Pregunte a su farmaceuta o pídale a su oftalmólogo que le ayude si tiene problemas para obtener la aprobación de su compañía de seguros. Y como de costumbre, pida que le renueven su pedido a tiempo, no espere hasta último minutos para contactar a su farmacia.

 

4. Evite frotarse los ojos.

Todos lo hacemos. Aunque puede ser difícil abandonar este hábito natural, hacer el esfuerzo reducirá su riesgo de infección. Si siente la necesidad de rascar o frotar su ojo o de ajustar los anteojos, utilice un pañuelo desechable en lugar de usar sus dedos. Los ojos secos pueden llevar a un mayor número de frote en los ojos, por lo que debe considerar agregar gotas humectantes para los ojos en su rutina diaria. Si por cualquier razón tiene que tocarse los ojos — aún para administrar medicamento — lávese las manos, en primer lugar, con agua y jabón, durante al menos 20 segundos. Luego lávelas de nuevo.

 

5. Practique la higiene segura y la distancia social

  • Lávese con frecuencia las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos.
  • Lávese especialmente las manos antes de comer, después de usar el baño, después de estornudar, toser o sonarse.
  • Si no puede llegar a un lavamanos use un desinfectante de manos que tenga al menos 60% de alcohol.
  • Evite tocarse la cara — en especial sus ojos, su nariz y su boca.
  • Si toce o estornuda, cubra su cara con el pliegue del brazo o con un pañuelo desechable. Si utiliza un pañuelo, descártelo de inmediato, luego lávese las manos.
  • Evite el contacto cercano con personas enfermas. Si cree que alguien tiene una infección respiratoria, es más seguro mantenerse a unos 6 pies de distancia.
  • Quédese en casa si está enfermo.
  • Desinfecte regularmente las superficies y artículos que toca comúnmente en su hogar como las manijas de las puertas y las superficies de los mostradores.

 

Reena Mukamal | AAO